Falta de inspiración

Mi musa se fue.
Y mi inspiración huyó con ella; dejándome sola y desamparada en este inmenso universo escrito.
Observo como cada hoja de mi relato se vuelve más banal, y predecible; el apreciar como cada palabra que esbozo perezosamente se torna aburrida.
Me siento... impotente.
No sé que hacer, veo como se degera cada uno de mis escritos más, y más, mientras que lentamente me transformo en una escritora frustrada, incapaz de garabatear una única frase, sintiéndome satisfecha de mi trabajo.
La tinta de la pluma expiró, y con ella mis ganas de escribir.
.
.
.
Sinceramente, así es como últimamente me siento... No tengo ganas de escribir; no me gusta nada de lo que narro, pienso que he perdido la poca inspiración que tengo, y.... bueno, eso es lo peor que le pueda ocurrir a una futura escritora como yo.
Tal vez eso sea algo pasajero, y se arregle (o almenos eso espero).
Por eso os quiero pedir perdón, porque seguramente pensáis que mis escritos son peores de lo normal; de verdad, lo siento.


Vida

Cierra tus ojos; observa el universo desde esa ceguera; aprecia la vida y la esencia de este mundo, desde ese nuevo punto de vista.
Abre tu alma; dejarte sumergir por la profundidad de ese océano efímero llamado existencia.
Sueña; crea ventanas hacia una nueva visión fantástica, repleta de realidades alternativas que a mucha gente le gustaría vivir.
Respira; llena tus pulmones de ese aire dotado de vida, por el que van dedicado cada uno de nuestros latidos.
Vive; porque nuestra existencia es el regalo más importante, que nadie, jamás nos vaya a otorgar.
.
.
.
Sorry, sé que me quedó horrible, y hace bastante que no actualizo, pero últimamente ando sin tiempo, perdón :S

Primavera

La tierra se funde en el horizonte; creando la imaginaria línea entre el inicio y el fin de nuestro infinito.
El verde de las hojas, parece más intenso, con cada rayo de sol que acaricia su débil estructura.
Siento como el firme aleteo de una mariposa, acaricia mis oídos, semejante a una suave brisa.
El perfumado aire de las flores que se encuentran en el parque de al lado, regalan un fragante aroma, que canta, al introducirse en mis conductos nasales.
La eternidad se funde en ese bello instante, plasmando lo más hermoso de nuestra existencia.
Cada mañana escucho los cantos de los pajarillos trinar, colándose con la intensa iluminación del tan preciado amanecer.
Por fin, es primavera, y yo, me alegro de este gran regalo, que es la naturaleza.
.
.
.
.
.
¿Se nota que amo a esta época del año verdad? Me encanta, es... como el regreso a la vida, no sé, siento como que la naturaleza, vive más en consonancia con nosotros.
Espero que os haya gustado xD.

Ahogate en tus mentiras

Dime que me amas.
Grítalo a los cuatro vientos... ¡Vamos! ¿A qué esperas?
Miénteme.
Confiésame que soy en la primera persona en la que piensas por la mañana, y la última al caer la noche.
Que mis caricias, se sienten, como una mano divina, perfilando tu esculpido pecho.
Quiéreme.
Ahógate en la agonía de tus palabras; atragántate, y perece, por el veneno de la mentira de estas.
Basura.
Por fortuna, decubrí que tus susurros, y gemidos, no eran ciertos.
Te odio.
Pero tranquilo, que esta frágil muñeca de porcelana, ya encontró a alguien con el poder de repararla; un persona, capaz de morir por ella, dejándose llevar por la fuerza de la química entre dos cuerpos.
No estoy sola, pero ahora tu si.


Lluvia

El fino gorgoteo de la lluvia me relaja.
Suave...
Me encuentro tumbada en la cama, ojeando el techo de mi habitación.
No tengo nada que hacer.
Me incorporo, mirando mi reflejo en el húmedo cristal de la ventana, repleto de gotas escurridizas.
Sonrio sin ánimos, a mi imagen pálida y cansada.
No sé que hacer...
Observo el paso de tiempo de manera indiferente; sintiendo como mis segundo se consumen poco a poco; con pasividad y burla hacia el mundo.
No haré nada de provecho en mi futuro o vida.
Suspiro.
Sonriendo hacia lo efímero de las gotas de lluvia; su vida se reduce a la caída de la nube, hacia el asfalto.
Miro a mi pijama, aún puesto; a pesar de que sean las cinco de la tarde.
Sin vida.
Hoy no he quedado con nadie, hace días que no salgo de mi habitación; generando la preocupación de mis padres.
Abro mi ventana, y me asomo por ella; sintiendo el húmedo viento, acariciar mi cabello.
No existe ninguna razón por la que yo deba de habitar en este mundo.
Y en cambio sigo aquí; planteándome el tema, de saltar; como lo hacen las gotas de lluvia.
Me detengo.
Mamá me pidió que le preparara la cena; tengo que trabajar.
.
.
.
.
.
No sé si habréis entendido este microrelato; es un poco complejo, la verdad; tarta de una chica, que se plantea su razón de existencia; comparándola con las gotas de lluvia.
Le da rabia vivir, porque piensa que su existencia no es importante en este mundo; parte de ella se plantea el tema del suicidio, para equilibrar la balanza; pero claro, se acuerda de que ha de preparar la cena a su madre; y su indiferencia hacia el mundo, evita que salte por la ventana.


Nostalgia


Antes que nada, avisar de que estoy un pelín depre, y como seguramente os habréis dado cuenta, resulta inevitable, que no lo plagie en mis relatos.
.
.
.
.
Miras a tu taza de café vacía.
Nada.
Observas su lugar favorito en la mesa.
Nada.
Lloras pensando en el espacio que ocupaba en tu cama.
Nada.
La incertidumbre te consume, no sabes a dónde esta; pero hay algo en tu interior, que te dice que no volverá.
Lleva días sin aparecer, desde la discusión que tuvisteis, y tú, no te podrías sentir más culpable.
No fuiste capaz de agradecerle con palabras, que cada mañana te trajera el desayuno a la cama; gritarle a los cuatro vientos cuanto le querías, una vez, acabaras de hacer el amor con él.
Y, como consecuencia, ahora te encuentras sola.
Observando el hueco vacío que ocupaban sus ropas en el armario.
.
.
.
.
Muy melancólico ¿Verdad?


Mentiras

Shhhh...
¿Qué escuchas?
Es la sinceridad de tus palabras, sumida en el eco del olvido.
Shhhh...
¿De qué hablas?
De tu mundo ahogado en un vaso de agua.
Cariño, me mentiste; y ahora tus ruegos se perdieron en el viento; estrangulados, por mi ahogado llanto.
Shhh...
No digas nada.
De tu boca, solo emanan mentiras.
Porque tú, tergiversas la verdad, como si fuera plastilina; deformándola de tal forma, que eres capaz de transformar; lo lejano, en cercano, lo imposible, en posible...
Shhh...
Dijiste que me amabas, pero seguro que es una falsedad.
Que se caiga el cielo a pedazos, que las llamas del infierno, se consuman, tornándose ceniza.
Shhhh...
Y entonces, como una idota, creo nuevamente en tu quimera; encadenándome dulcemente a la música de tus palabras.
Tú, eres él único capaz de conseguir; que todo mi mundo, y mi vida; se arrodille ante tus ficciones.
Pero tranquilo, todo lo perdí por ti.
Y no dudes, mas, que como una idiota, jamás me arrepentí.











Te amo tanto, que prefiero tu engaño, antes que mi realidad (L)
.
.
.
.
.
.
Ya avisé de que tardaría en actualizar, pero aún así... ¿Qué os pareció?
Para dudas, o sugerencias, tiene el botoncito de comentarios, al final de la entrada, o sino, el chat.
Hacedme el favor, y pasaros por mi foro: http://opinaconosotros.foroactivo.net/forum.htm

¡Nos leemos!








Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...