Aquel día de lluvia [#‎Cuentiembre‬]


Microcuento dedicado a Cris ¡Feliz cumple!
       
       Aquel día de lluvia la vi desdibujarse con la caída de las gotas. Ella estaba de pie con un paraguas blanco entre sus manos y su cabello, algo húmedo, se mecía al ritmo del viento. Fue entonces cuando cruzó su mirada con la mía y me regaló una sonrisa lenta. La miré como un estúpido y quise decirle algo pero, como un estúpido también, me quedé mudo y estático mientras el agua me empapaba. La observé dar vueltas sobre sí misma; jugando con los charcos, reinventando aquel día encapotado con sus botas de agua.

       Aquel día de lluvia tuve la visión más enternecedora de toda mi vida. Mis ojos se movían apresurados, buscando atesorarla para cuando aquel momento terminara. La chica del paraguas blanco y las botas de agua a menudo intercambiaba miradas conmigo, como diciéndome que los dos estábamos en la misma onda. Yo solo sacudí mi camiseta, completamente empapada, mientras un relámpago atinaba a arañar los cielos. El estallido del rayo explotó y la lluvia se hizo más intensa. La chica, en respuesta a aquello, pegó una patada contra un charco y empezó a elevarse. Su paraguas se encargó de sostenerla mientras emprendía el vuelto. Y yo, patidifuso, solo la miré ascender hacia las nubes grises.




Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...