Figth



Escucha mis palabras; cierra los ojos y sumérgete en cada una de ellas. Paladéalas como si se tratara de una nana cantada por tu madre. Eres una persona maravillosa; no importa lo que digan de ti, vales más de lo que podrías mesurar. ¿Entendido? Ahora, por favor, sonríe. Sé feliz; es lo único que necesitas. Lucha por tus sueños; no mires atrás. Eres la reina de tu mundo; el soberano de tu planeta. No lo dudes ni un momento. Las dudas no son para ti: eres demasiado fuerte como para tenerlas en cuenta.

Lucha tu batalla. No te rindas nunca. Y recuerda, pase lo que pase, puedes contar conmigo.


Con este texto tan motivador vengo a informaros de que he vuelto y, pronto, leeréis cositas de mí. No os olvidéis que lo bueno se hace esperar.

Un beso y gracias a todos los que aún me leéis.


2 Response to "Figth"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...