Lluvia

El fino gorgoteo de la lluvia me relaja.
Suave...
Me encuentro tumbada en la cama, ojeando el techo de mi habitación.
No tengo nada que hacer.
Me incorporo, mirando mi reflejo en el húmedo cristal de la ventana, repleto de gotas escurridizas.
Sonrio sin ánimos, a mi imagen pálida y cansada.
No sé que hacer...
Observo el paso de tiempo de manera indiferente; sintiendo como mis segundo se consumen poco a poco; con pasividad y burla hacia el mundo.
No haré nada de provecho en mi futuro o vida.
Suspiro.
Sonriendo hacia lo efímero de las gotas de lluvia; su vida se reduce a la caída de la nube, hacia el asfalto.
Miro a mi pijama, aún puesto; a pesar de que sean las cinco de la tarde.
Sin vida.
Hoy no he quedado con nadie, hace días que no salgo de mi habitación; generando la preocupación de mis padres.
Abro mi ventana, y me asomo por ella; sintiendo el húmedo viento, acariciar mi cabello.
No existe ninguna razón por la que yo deba de habitar en este mundo.
Y en cambio sigo aquí; planteándome el tema, de saltar; como lo hacen las gotas de lluvia.
Me detengo.
Mamá me pidió que le preparara la cena; tengo que trabajar.
.
.
.
.
.
No sé si habréis entendido este microrelato; es un poco complejo, la verdad; tarta de una chica, que se plantea su razón de existencia; comparándola con las gotas de lluvia.
Le da rabia vivir, porque piensa que su existencia no es importante en este mundo; parte de ella se plantea el tema del suicidio, para equilibrar la balanza; pero claro, se acuerda de que ha de preparar la cena a su madre; y su indiferencia hacia el mundo, evita que salte por la ventana.


0 Response to "Lluvia"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...