.

Palabras.

Susurros.

Murmullos.

Gritos.

Aullidos.

Bramidos.

Resulta absurdo, pensar que con todos aquellos sonidos podemos comunicarnos.


Que somos capaces de intentar expresar algo tan abstracto como lo son los sentimientos; como justo yo ahora mismo hago en mi blog.


¿Acaso pensamos que por producir un sonido en el viento somos capaces de exteriorizar como nos sentimos?

Absurdo.

No obstante, aunque sea así, no vamos a dejar de intentarlo, porque de algún modo con la unión de los vocablos apropiados, y con la ayuda de los gestos y acciones humanas somos capaces de ayudar a las personas, consolarlas, o incluso hacerles daño.



Ya que, como bien los dijo un sabio: no hay peores cárceles que las palabras.

.
.

.

Sé que no tengo disculpa, pero no hay Internet y sigo actualizando en el loku, Lisa, haber si hay suerte y cuando tenga Internet en casa puedo escribir algún texto largo =D

0 Response to "."

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...