Verde


        Los edificios derruidos, las aceras hechas trizas. Grietas. Brechas. Respira lento; coge aire y solo olvida. Qué muera el hambre, el frío y el miedo. En cada amasijo de hierros y cemento emergen ramificaciones verdes y llenas de hojas. Verde que te quiero verde, piensas, y sientes aquello como un augurio. La naturaleza que desgarra y deconstruye.

        Abandonado estás tú, náufrago en tierra. Un aullido, y te ves muerto. Ojos verdes, afilados colmillos. A cuatro patas se acerca el lobo. Sus ojos que miran, sus colmillos que muerden. Un grito. Coge aire y solo olvida.






2 Response to "Verde"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...