Vengo a deciros


Vengo a deciros
que naufrago.
Que en el océano,
vago como una náufrago.
Y estoy perdida;
sin timón,
ni velas,
ni barco.

La olas enrarecidas,
y el fondo del mar
sin conchas.
Vivo entre la sal marina
de desazones 
e ideas toscas.

Vengo a deciros,
que naufrago.
Que en el océano
los tiburones han devorado
mis ideas, 
y mis sueños:
las ilusiones 
que siempre arrastro.

Las olas enrarecidas
y el fondo del mar
sin conchas.
Vivo olvidando
que las gaviotas 
indican la costa.

Vengo a deciros
que naufrago.
Y que es hermoso
existir sin timón,
ni velas,
ni barco.




0 Response to "Vengo a deciros"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...