Sobre mí

Nacida en la dulce generación del 93, la señorita Ahufinger se podría definir como una pelirroja desenfadada adicta al café. Estudiante de hispánicas y lectora de casi cualquier cosa que se deje leer. Lleva familiarizada en el mundo de las palabras desde sus catorce, edad en la que decidió que quizá la solución a la mayoría de incógnitas de la vida era escribir una novela.

Valenciana aunque aborrezca la paella. Confiesa que uno de sus lugares favoritos para inspirarse es la costa; según ella la espuma de mar y la brisa ocultan grandes secretos. Bloggera descuidada y adicta a las redes sociales admite su dependencia a las nuevas tecnologías.

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...