Y ya estamos otra vez...



Si apruebo este curso, haré selectivo y posiblemente mi verano se convierta en uno de los mejores. Disfrutando con la visita de mi amiga de Madrid, hospedándome siete días en casa de otra amiga y su chico, hartándome  de ir a la playa y la piscina para poco después quejarme de ponerme morena y que se me vaya el tinte, haciendo locuras; disfrutando de esa libertad tan plena que sólo tenemos los jóvenes. ¿Qué? ¿Acaso no es verdad? ¡¡El mundo es nuestro!! Y el que me lo niegue, se equivoca.

Aunque ahora mismo no podamos gozar de una clara bonanza económica me gustaría que éso no me limitara y poder hacer infinidad de cosas nuevas. La vida hay que vivirla.

Pero claro, antes de todo éso, me convendría...





Estudiar, estudiar, estudiar... ¡¡Hasta que me salgan letras de la cabeza!!

Supongo que todo requiere su sacrificio. He aquí el mío. Si os soy sincera, debería de habérmelo currado más; soy una vaga. Qué le vamos a hacer.


Estoy hasta los ovarios de bachillerato. Pero claro, servidora nunca fue una alumna ejemplar de instituto; más bien acarrea el rol de estudiante estrafalaria y desinteresada que hace todo a última hora. Esperemos que en la universidad todo cambie, sino la cosa acabará mal.

Deseadme suerte, ¿eh? Que la única razón por la que sigo formándome académicamente es para lograr convertirme en escritora, sino ya lo habría mandado todo a la shit. Nunca he sido el tipo de persona capaz de estudiar tantas materias tan poco interesantes.

Y por cierto, las fotos son cortesía de la casa; para que veáis lo horrenda que estoy sin maquillar y sin arreglar. Y claro, también influye bastante el cansancio del instituto.

Finalmente, sin más, me despido.

0 Response to "Y ya estamos otra vez..."

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...