.

Me gritas, berreas, me insultas...

Y yo lloro;
triste, melacólica;
sola.

Me humillas, me desprecias, me pegas...

Y yo no hago nada;
te observo;
aterrada.

Y luego... Luego afirmas quererme;
pero sin embargo me haces daño.

...¿Por qué?
... ¿Por qué?
... ¿Por qué?

Silencio.

No te quiero ver más;
eres un mentiroso...






Si me amaras no me maltratarías.

1 Response to "."

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...