2+2=5

Image and video hosting by TinyPic

El hombre contempló los grilletes de su muñecas y de sus pies. Separó sus extremidades tratando de liberarse vanamente; mejor aquello que quedarse quieto sin oponer la más mínima resistencia.

Al fondo del pasillo escuchó unos suaves pero a la vez grotescos ecos de pasos; seguros y firmes. Tembló temiéndose lo peor. Cerró los ojos relamiéndose sus labios con una saliva pastosa consecuencia de su sed.

2+2=5

La puerta que se hallaba a su espalda se abrió.

Tras ella apareció un tipo alto y corpulento. Llevaba puesto un elegante traje de chaqueta negro, una capa para abrigarse del frío de la cual se despojó cuando se colocó ante él y unos guantes de cuero negro.

Crugió los dedos de sus manos con anticipación contemplando al prisionero menearse como lo haría un flan.

—¿Por dónde quieres que empecemos? —tanteó el tipo con seguridad en su voz.

El prisionero no contestó. Mantuvo la mirada firme en sus esposas.

El sonido metálico de una mesa de disecciones anunció la llegada de la misma. El cautivo tragó saliva asustado. Su enemigo, empezó a hablar sin más preámbulos:

—Conozco todo tipo de métodos; algunos capaces de hacer que inculpes hasta a tu madre de un asesinato que jamás existió. Si quisiera, podría demandar eso de ti —hizo una pausa—, pero no es una mentira lo que yo anhelo de tu persona, sino una verdad. Una verdad que puede que ante la evidencia no lo sea, pero que aún así, por el mero hecho de que yo te la haya ordenado como cierta, se torne verdadera. Deberás creerla aún a pesar de que tu razón dicte lo contrario. Porque éso es lo que espero de ti; la capacidad de creer incondicionalmente en cada una de mis palabras, ¿entiendes?

Su única respuesta fue un traqueteo de los grilletes.

—Voy a conseguir que tú seas capaz de manipular tu mente a mi antojo. Porque eres mío, ¿de acuerdo? Cuando yo te lo diga serás mi esclavo, cuando te lo exija mi aliando, y a veces (como en este momento) mi enemigo. Así que asúmelo, porque después de esta sesión me afirmarás con toda certeza que dos más dos son cinco. Porque lo son, y por ello, a tu razón le dejará de importar todo tipo de interacciones lógicas que no provengan de mis palabras. Aprenderás a convertir la mentira en verdad, y a creer con fanatismo en ella.

La mano del trajeado se dirigió hacia la mesa de disección, y de ella, sacó una aguja. Sonrió a su proyecto con un cariño fraternar increíblemente real.

—Empecemos...

2+2=5

___________________________________
¡¡Yuuuuuuuuuuuuujuu!! >w< Ya me terminé el libro y creo que como consecuencia no escribiré mas textos inspirados en él.

Así que bueh, os dejaré de aburrir con ellos (?) -w-

¡¡Nos vemos!! <3


0 Response to "2+2=5"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...