Al Respirar



Cuando siento que me hundo en la profundidad del océano y me veo incapaz de encontrar fuerzas suficientes para subir hacia la superficie pienso en ti. Mi vida es un folio de un blanco inmaculado a la espera de que tú le des color; de que tu tinta tiña mi virgen papel.

Intento no respirar; no darle importancia al oxígeno que tanto necesitan mis pulmones. Intento no respirar; no depender del aire que me entrega tu boca.

Y entonces me doy cuenta de que te necesito. Te necesito para seguir adelante, para que tus latidos den sentido a los míos; para observar con vehemencia la promesa de un nuevo amanecer.

Cuando siento que me hundo en la profundidad de un océano, y me veo incapaz de encontrar fuerzas suficientes para subir a la superficie pienso en ti. Tú me das cada aliento que tanto ansío; tú pigmentas la palidez de mi existencia.








1 Response to "Al Respirar"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...