.


N
o me gusta la lluvia; significa frío y humedad.
No me gusta la noche; significa oscuridad y soledad.
No me gusta la tristeza; significa dolor y desesperación.

Me gustan las estrellas; significan esperanza y luz.
Me gusta la hierba húmeda tras la tormenta; significa vida y naturaleza.
Me gusta el valor detrás de la tristeza; significa afán de superación.

Creo que... nunca nos damos cuenta de la importancia de las dos caras de la moneda.
Una complementa a la otra, y hace que la contraria tenga valor.

—Hola, mi nombre es Luna.
—Hola, el mío es hombre gris.
—¿Te gusta la noche?
Tsx.. Es lo contrario del día.
—¿...Y la esperanza?
Seh, el verde es bonito.
—...
—Bueno, adiós; me voy a vivir una vida sin sentido.
—¡¡Qué te vaya bien!! Yo me marcho a capturar un destello de alegría.

0 Response to "."

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...