.




Y entonces no sabes qué hacer;
te desesperas;
tienes miedo;
sientes que todo lo que has luchado para conseguirlo
ha sido en vano.

Quieres gritar;
pero sabes que no serviría de nada.

Las lágrimas rebosan en tus mejillas,
siendo que tu llanto es vano.

Y entonces...

Y entonces...

Y entonces...

No ocurre absolutamente nada.

La pelea ha concluido;
has perdido aquello que te importaba.
























Ahora todo te da igual.

2 Response to "."

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...