Sincronía



Cuando te miro a los ojos
veo un «Te amo»;
cuando tus ojos me miran
ven un «Para siempre».

Y por ello,
te confieso
que te adoro
que te anhelo.

Eres mi tesoro sumergido 
entre las sábanas,
entre las corrientes,
de nuestra cama.

Hundámonos en sus profundidades
y olvidémonos de
todo,
y nada.

Hasta darnos cuenta de 
que nuestros corazones
comparten los mismos latidos
de una misma alma.




0 Response to "Sincronía"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...