Hero



        Naciste para ser un héroe, para marcar un hito en la historia. Todo el mundo te observa con admiración, anhelo y envidia. Tu misión es esa. No temerle a nada ni a nadie; luchar y liderarlos hacia la victoria. Pero, en situaciones como esta, dudas. Contemplas a la luna de una noche particularmente clara. Su resplandor ilumina la estepa y puedes escuchar la tierna y dulce melodía de los grillos, que tanto te recuerda a una canción de cuna.

        En momentos como estos tienes miedo del futuro, de las cosas que vas a cambiar. No dudas de ti, dudas de las consecuencias. Dudas sobre si es lo correcto; sobre si el mundo se convertirá en un lugar mejor. Y piensas, te gusta mundo pensar. Piensas si es justa la causa, si llevarse vidas por delante merece la pena. Entonces es cuando vienen las imágenes de los cuerpos inhertes, de la sangre, de las familias rotas. Te sientes mal, pero es tu trabajo. Eres un héroe, un guerrero. Te admiran, sin ti se derrumban. Pero no. Te sientes como un monstruo.

         ¿Qué importa si los astros designaron tu destino como guerrero?, ¿acaso es esa una nueva forma de nombrar a los asesinos? La luna sigue brillando en las alturas, impávida y fría. Los grillos ahora cantan una melodía nueva; más triste, menos ligera. Quieres llorar.  El destino a tus espaldas se siente tan pesado... Ya no sabes lo que está bien o no; la única certeza que tienes es que tras tus batallas dejaste demasiados cuerpos idos, demasiadas almas rotas. 

        Naciste para ser un héroe, para marcar un hito en la historia. Pero estás lejos de sentirte así. 





0 Response to "Hero"

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Porque no hay nada que supere a la fantasía

Érase una vez...

Érase una vez...

Eres el visitante número...